7 consejos para invertir en vivienda

El perfil del pequeño inversor, que compra una vivienda como inversión, está regresando al mercado. Durante los años de crisis el inversor particular desapareció. Sin embargo, desde hace un par de años, es más frecuente encontrar que la compra de vivienda es realizada por los pequeños inversores.

Cuando un inversor busca una vivienda tiene en mente un único objetivo: BENEFICIO. El problema es que existen dos formas de obtener beneficio invirtiendo en vivienda y casa una requiere un tipo diferente de búsqueda.

Flujo de Caja Vs. Revalorización

El objetivo de una inversión de flujo de caja es comprar una propiedad que maximice tus ganancias mensuales. Para ello es necesario que los gastos mensuales de la vivienda sean bajos y el potencial de ingresos por el alquiler sea lo más alto posible.

Por otro lado, el inversor que busca una revalorización, lo que necesita es comprar una casa cuyo potencial de revalorización sea mayor que la media del mercado.

Cada método tienes sus pros y sus contras:

  • Los ingresos por alquiler son más fácilmente predecibles y constantes a largo plazo, mientras que la revalorización de la propiedad es una jugada futura con resultados más inciertos.
  • Aunque ambos enfoques conllevan cierto riesgo, la inversión de la revalorización conlleva mayor riesgo que la del flujo de caja pues es especulativa y depende de más variables.
  • En muchos casos, la revalorización de la propiedad tiene un mayor rendimiento potencial a largo plazo que el ingreso por renta solo.
  • Por supuesto, también es posible encontrar un término medio entre estas dos prioridades, buscando un equilibrio de ambas para mitigar el riesgo.

Entendiendo tus necesidades:

Si no sabes qué tipo de inversión es mejor para ti puedes preguntarte estas cuestiones:

1.- ¿Cuál es tu principal objetivo como inversor?   ¿Consideras la inversión como una empresa comercial, tratando de obtener unos ingresos recurrentes?  ¿O por el contrario buscas realizar una inversión a largo plazo para proteger tu futuro y tu jubilación?

2.- ¿Por cuánto tiempo te gustaría ser inversor?   Si el plazo de la inversión es a corto plazo, el ingreso de alquiler es casi seguro el camino a seguir; invertir para la revalorización es un juego a más largo plazo.

3.- ¿Cuánto tiempo estás dispuesto a dedicar a la inversión?   Para obtener un gran volumen de ingresos de alquiler, la mayoría de las propiedades necesitan algo de trabajo adicional: Reformas, gestión de alquiler turístico, trato con inquilinos, etc.

La inversión por revalorización sólo te obliga a mantener la propiedad en perfectas condiciones hasta que llegue el momento de comercializarla y obtener plusvalías.

4.- ¿Cuánto dinero estás dispuesto a invertir?   Si deseas maximizar el flujo de efectivo mensual, una buena idea es invertir más dinero en la propiedad, reduciendo los gastos mensuales y aumentando los ingresos.

Sin embargo, si estás buscando una propiedad que se revalorice en el tiempo, puede ser interesante ajustarte lo máximo posible a tus ahorros. A mayor importe financiado menor será el beneficio, pues tendrás que descontar los costes financieros (constitución de hipoteca + intereses)

5.- ¿Cuál es tu tolerancia al riesgo?   Las propiedades que general un alquiler estable conllevan menos riesgo que las propiedades que se dedican al alquiler turístico. A su vez, estas últimas conllevan menos riesgo que las inversiones centradas en la revalorización a largo plazo.

6.- ¿En qué vas a emplear tus nuevos ingresos?   Si tu objetivo es conseguir vivir de los ingresos generados por la vivienda,  una inversión enfocada en el flujo de efectivo es lo que necesitas.  Por el contrario, si lo que quieres es obtener una plusvalía en el largo plazo, y se espera que los precios suban, entonces una inversión esperando una revalorización es tu mejor opción.

7.- ¿Estás interesado en otras propiedades?   Si te planteas invertir en más de una propiedad, puedes diversificar el riesgo, eligiendo una propiedad con un alto potencial de revalorización y una con un flujo de caja lo más alto posible.

Con las respuestas a estas siete preguntas, tendrás una idea clara de la mejor inversión para ti y un plan para encontrar la propiedad ideal para tu futuro.

Ahora sólo falta decidirte por la ubicación, las características y las opciones estéticas, y comenzar a buscar viviendas interesantes. Para esto último, puedes recurrir a una agencia inmobiliaria con agentes exclusivos del comprador. Un agente del comprador se dedica en cuerpo y alma a sus clientes, buscando por ellos y seleccionando las mejores propiedades, y velando siempre por lo intereses de su cliente.

Contacta ahora con nosotros, estaremos encantados de ayudarte. Llama ahora al 980510358 o envíanos un correo a barrios@inmobarrios.com y cuéntanos qué necesitas.

Anuncios